HIPERTENSIÓN ARTERIAL SISTÉMICA

También conocida como tensión arterial alta o elevada, es una medición de la fuerza ejercida contra las paredes de las arterias, los vasos sanguíneos tienen una tensión de manera persistente alta que los puede dañar, pues cuanto más alta es la tensión, el corazón se ve obligado a realizar más esfuerzo para contraerse y bombear la sangre a la circulación sistémica.

Cada latido del corazón bombea sangre a los vasos sanguíneos, llevando la sangre a todo el cuerpo; la tensión normal en adultos es de 120 mm Hg y de 80 mm Hg cuando el corazón está relajado; cuando estas cifras suben a 140/ 90 mm Hg hay elementos estadísticos para considerar que la presión arterial es alta.

Hipertensión es el término que comúnmente se utiliza para describir la presión alta. A nivel mundial se estima que hay más de mil millones de personas con hipertensión.



¿Cómo afecta al corazón la presión arterial?


Cuanto más alta es la hipertensión, incrementa también el riesgo de daño al corazón y los vasos sanguíneos de órganos principales como lo es el cerebro o riñones. Esta patología es la causa prevenible más importante de enfermedades cardiovasculares del mundo.

La presión arterial alta hace que el corazón se someta a un exceso de ejercicio. El corazón, como consecuencia, aumenta su tamaño para poder realizar el trabajo adicional, como cualquier otro músculo del cuerpo, crece al ser sometido a un esfuerzo.

Cuando la hipertensión no es controlada puede desencadenar en un evento cardiovascular mayor; ya sea infarto al miocardio, un crecimiento o hipertrofia del corazón y, con el tiempo, una insuficiencia cardíaca. También la presión arterial alta puede ocasionar que la sangre se filtre al cerebro ocasionando un ataque cerebrovascular, tipo hemorrágico: hemorragias en la retina, ruptura y disección de las arterias carótidas.




Causas


Existen diversos factores que influyen en que las personas desarrollen hipertensión arterial:

  • Hábitos poco saludables como una dieta alta en sodio, consumo de alcohol, falta de actividad física, sobrepeso y obesidad.
  • El estado de los riñones, del sistema nervioso o de los vasos sanguíneos.
  • Los niveles hormonales.
  • Algunos medicamentos que son recetados para asma, tratamientos hormonales, píldoras anticonceptivas, y los medicamentos de venta libre para resfriados. Esto porque los medicamentos pueden modificar el equilibrio entre el agua y el sodio del cuerpo, así como contracción en los vasos sanguíneos que generen una presión arterial alta.
  • Estrés, angustia o ansiedad constante.
  • Consumo de alimentos altos en sal
  • Antecedentes familiares de esta patología
  • Diabetes
  • Tabaquismo
  • Obesidad
  • Carga genética (antecedente de hipertensión en los padres o abuelos)

A medida que el cuerpo envejece es como se vuelve más propenso al desarrollo de hipertensión, debido a que los vasos sanguíneos se vuelven más rígidos con la enfermedad, lo cual puede desencadenar accidentes cerebrovasculares, ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca, enfermedad renal o muerte prematura.




Síntomas


En la mayoría de los casos no se presenta ningún síntoma, la hipertensión arterial se detecta cuando visitan al médico o se hacen un chequeo de la misma. Existen pacientes que presentan los siguientes síntomas:

  • Dolor de cabeza intenso, punzante
  • Mareo
  • Zumbido constante en los oídos
  • Sensación de ver luces pequeñas
  • Visión borrosa y vértigo
  • Dolor en el pecho o en la región lumbar
  • Hemorragias nasales



Cambios en el estilo de vida que favorecerán un mejor control de la presión arterial:

Existen muchas medidas para mantener bajos o en niveles óptimos la hipertensión, el apego y adherencia de los pacientes a las actividades recomendadas ayudará a que los resultados sean favorables. Siempre bajo la supervisión médica y consejo nutrimental será el mejor camino para aplicar cambios a un estilo de vida saludable. No es lo mismo perder kilos que adelgazar, la primera puede deberse al consumo de masa muscular y la segunda solo al consumo y reducción de grasa corporal.


  • Alimentación saludable, elevar la ingesta de frutas y verduras, alimentos que incluyan potasio como el plátano, jitomate y piña, así como alimentos ricos en fibra como el pan integral, arroz integral, cereales, con moderación.
  • Tomar porciones de agua considerables 1 a 2 litros por día, bebidas sin azúcar.
  • Realizar ejercicio, 30 minutos al día de caminata y aeróbico.
  • Dejar de fumar.
  • Reducir la ingesta de alcohol.
  • Reducir las cantidades de sodio, los alimentos que contengan demasiado, así como la costumbre de condimentar los platillos antes de comerlos.
  • Tratar de reducir el estrés, ansiedad y angustia, realizar meditación o yoga, son los ejercicios que mejores resultados tienen sobre los pacientes con grandes cargas de estrés.
  • Mantener un peso adecuados, acorde a su estatura.


Tratamiento


El doctor es quien decidirá qué tipo de fármaco es el mejor tratamiento para la hipertensión arterial, con base en su historial genético y de salud, únicamente él podrá recetarle medicinas que puedan generar una estabilidad en su presión arterial. Es importante que se sigan las indicaciones de su doctor al pie de la letra.

Algunos de los tratamientos más comunes para la presión sanguínea son:

  • Diuréticos. Ayudan a los riñones en el proceso de desechar las cantidades de sodio del cuerpo. Como resultado los vasos sanguíneos no contienen tanto líquido y su presión arterial logra bajar.
  • Beta bloqueadores. Su función será que el corazón logre latir de manera más lenta y con menos fuerza.
  • Inhibidores de la enzima angiotensina. Relajan los vasos sanguíneos lo cual ayuda a reducir los niveles altos de presión sanguínea.
  • Bloqueadores de calcio. Relajan los vasos sanguíneos para impedir que el calcio entre en ellas, y provocan vasodilatación.

Es importante que todo paciente se encuentre bajo supervisión médica y tomar el tratamiento que exclusivamente haya prescrito el médico, en la forma y dosis sugerida por él. Asistir a las citas médicas y estudios médicos solicitados; apegarse a un estilo de vida más saludable con alimentación balanceada y ejercicio.



Bienvenido

Registrarse ahora | ¿Ha olvidado la contraseña?

Ha olvidado la contraseña

Indique su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un link por correo electrónico para crear una nueva contraseña.

Únete al Newsletter