COLESTEROL

El colesterol es una sustancia grasa que el organismo genera de manera natural, el hígado es el encargado de producir la mayor parte del colesterol y las concentraciones varían en gran medida por la alimentación.

El cuerpo necesita colesterol para funcionar de manera apropiada y lo utiliza para fabricar hormonas, vitamina D y sustancias que ayudan en la digestión de los alimentos. Sin embargo, si hay mucho colesterol presente en el torrente sanguíneo, se acumula en las paredes de las arterias, provocando una afección conocida como aterosclerosis, y ésta aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

El colesterol circula en la sangre a través de sustancias llamadas lipoproteínas. Cuando estas lipoproteínas aumentan, se depositan en la pared de las arterias y bloquean el paso o circulación regular de la sangre, por eso, el colesterol elevado se convierte en el principal factor de riesgo para la enfermedad cardíaca.

Tipos de colesterol

Es importante saber que existen dos tipos de colesterol: de alta densidad o colesterol HDL y de baja densidad, o colesterol LDL.

Colesterol LDL

es conocido como “malo”, es aquel que puede formar placas de grasa en las paredes arteriales y bloquear el flujo sanguíneo al corazón y al cerebro.

Colesterol HDL

conocido como “bueno”, ayuda a eliminar el exceso de colesterol en el cuerpo.



¿Cómo saber si tengo colesterol alto?

La única forma de conocer los niveles de colesterol, es a través de un sencillo análisis de sangre. Este análisis mide tres tipos de grasa en la sangre: colesterol HDL (bueno), colesterol LDL (malo) y los triglicéridos. Estos últimos son otro tipo de grasa que se encuentra en el torrente sanguíneo y en el tejido adiposo, también producen un endurecimiento y estrechamiento de las arterias. Frecuentemente, cuando el colesterol se eleva, los triglicéridos también lo hacen.


LOS NIVELES ALTOS DE COLESTEROL Y TRIGLICÉRIDOS AUMENTAN EL RIESGO DE DESARROLLAR UN MAL CARDÍACO.


Se recomienda realizar una prueba de colesterol en las condiciones en que el médico lo considere necesario, de acuerdo con el estado de salud de cada paciente.

Algunos factores que pueden sugerir la prueba son los siguientes:

  • Ser hombre mayor de 45 años
  • Ser mujer mayor de 55 años o estar en la post menopausia.
  • Padecer alguna enfermedad del corazón, diabetes o presión arterial alta, así como tener antecedentes familiares de alguna de estas patologías
  • Tener antecedentes familiares de muerte súbita antes de los 55 años en padre o hermanos y antes de los 65 en madre o hermanas
  • Tener una circunferencia de cintura mayor a 94 cm para hombres y 80 cm para mujeres
  • Fumar o haber fumado durante el último año
  • Tener disfunción eréctil
  • Si existe un historial familiar de enfermedades del corazón o derrame cerebral

¿Cómo entender los resultados de los niveles de colesterol?

Los resultados que arroja la prueba para medir el colesterol incluye la siguiente información:

  • Colesterol HDL (colesterol bueno) – es bueno tener un número alto
  • Colesterol LDL (colesterol malo) – es bueno tener un número bajo
  • Triglicéridos- no es bueno tener un alto índice.

El médico es el encargado y el único que puede dar al paciente una interpretación de sus resultados. Normalmente analizará los resultados del examen de sangre en conjunto con factores de riesgo, historial médico y salud actual del paciente.
*Su doctor le podrá ayudar a establecer los niveles ideales, basado en su perfil clínico y de riesgo para su salud.

Estos datos te pueden orientar:

Colesterol total:

  • Deseable: Menos de 200 mg/dl
  • En el Límite: Entre 200-239 mg/dl
  • Alto: 240 mg/dl o más

Colesterol LDL (el “malo”):

  • Menos de 70 mg/dl: Óptimo para personas con riesgo cardiovascular alto
  • Menos de 100 mg/dl: Óptimo para personas con riesgo cardiovascular
  • 100-129 mg/dl: Casi óptimo
  • 130-159 mg/dl: En el límite
  • 160-189 mg/dl: Alto
  • 190 mg/dl o más: Muy alto

Colesterol HDL (el “bueno”):

  • Menos de 40 mg/dl: los niveles se consideran Bajos, aumenta el riesgo cardiovascular
  • 40-59 mg/dl los niveles se consideran adecuados
  • 60 mg/dl o más: Mejor, hay mayor protección cardiovascular

Triglicéridos:

  • Deseable: Menos de 150 mg/dl
  • En el límite: 150-199 mg/dl
  • Alto: 200-499 mg/dl
  • Muy alto: 500 o más

Complicaciones asociadas



Altos niveles de colesterol no constituyen una enfermedad, pero son un factor que puede elevar el riesgo de padecer algunas enfermedades graves como:


  • Ataque al corazón
  • Accidente cerebrovascular

Hacer lo posible por realizar cambios en el estilo de vida ayudará a prevenir ataques cardíacos y controlar los niveles de colesterol en la sangre.



Tratamientos

En algunos casos, la dieta y el ejercicio son suficientes para disminuir y mantener niveles adecuados de colesterol; sin embargo, no todos los casos son iguales, hay condiciones que exigen la intervención de tratamientos farmacológicos que ayuden a reducir las altas concentraciones de colesterol en sangre.

Ante este panorama existen diversos tratamientos y el médico es el único que puede ayudar a decidir qué medicamento es el óptimo, basado en el historial clínico de cada persona.

A continuación, un listado de los tratamientos que son más comunes para el control del colesterol:

  • Estatinas

    Las estatinas bloquean una enzima que el hígado utiliza para producir colesterol. Como resultado, el hígado produce menos colesterol LDL (colesterol malo), mismo que va siendo recogido del torrente sanguíneo. Los niveles reducidos de LDL pueden dar lugar a niveles más bajos de triglicéridos y niveles más elevados de colesterol HDL (colesterol bueno). Este tratamiento es el más utilizado para la reducción y absorción del colesterol.

  • Inhibidores en la absorción de colesterol

    Ayudan en la disminución de colesterol LDL y colesterol total en la sangre. Inhiben la absorción de colesterol en el aparato digestivo, reduciendo la cantidad de colesterol que es absorbido de los alimentos.

  • Secuestradores de ácidos biliares (resinas)

    Disminuyen el colesterol LDL. El cuerpo utiliza colesterol para producir la bilis, un ácido que es utilizado en la digestión. Estos medicamentos se unen a la bilis para que no pueda ser utilizada durante el proceso digestivo, por lo que el hígado produce más bilis, cuanto más produce, más colesterol necesita. Dando como resultado menos colesterol en el torrente sanguíneo.

  • Ácidos fíbricos (fibratos)

    Son utilizados para reducir los niveles de triglicéridos, los fibratos desintegran a éstos para que el cuerpo los ocupe de otra forma, dando paso a menores niveles de triglicéridos y mayor nivel de colesterol HDL.

  • Niacina

    Ayuda a aumentar el colesterol HDL (colesterol bueno), y disminuye el LDL (colesterol malo), impactando también en los triglicéridos. Es una forma de vitamina B que debe tomarse para reducir los niveles de colesterol, cuando el médico así lo recomiende.

  • Inhibidores de PCSK9

    Se prescribe si los niveles de colesterol no han sido lo suficientemente controlados con dieta y con algún otro medicamento para bajar el colesterol. Ayuda al hígado a reducir el colesterol total, LDL (malo) y triglicéridos en la sangre, también logra impactar en el aumento del colesterol bueno.

Es importante que todo paciente se encuentre bajo supervisión médica y tomar el tratamiento que exclusivamente haya prescrito el especialista, en la forma y dosis sugerida por él; asistir a las citas médicas y estudios médicos solicitados; apegarse a un estilo de vida más saludable con alimentación balanceada y ejercicio.

¿Cuál es la comida que tiene mayor impacto en la salud?



Las comidas altamente procesadas y con mayor saturación de grasa también son altas en calorías, sodio y azúcar.


Las grasas saturadas aumentan el C-LDL o el colesterol malo en la sangre. Una dieta balanceada, con una rutina de alimentación que considere no saltar ninguna comida, evitar los periodos prolongados de ayuno; moderar las raciones de alimento, evitando los excesos y reducir el consumo de alimentos procesados, contribuirá a mantener una vida más saludable.



¿Cómo reducir los factores de riesgo?

La fundación canadiense “Heart&Stroke” ha recomendado las siguientes acciones para quien padece colesterol elevado o desea prevenirlo:

  • Comer balanceado escogiendo alimentos que contengan la menor cantidad de grasas saturadas:
    • Consumir medio plato de verduras que acompañen sus alimentos
    • Comer granos enteros como el arroz y quínoa
    • Elegir carne magra, pollo sin piel e incluir cada semana porciones de pescado.
  • Realizar platillos con más vegetales y elegir, en la medida de lo posible, platillos vegetarianos y alimentos sin azúcar:
    • Evitar los postres o bebidas azucaradas.
    • Ingerir alimentos entre comidas o también llamadas colaciones, que pueden ser combinaciones entre frutas, verduras y alimentos bajos en grasa, como trozos de manzana o queso bajo en grasa.
  • Tratar de cocinar y comer más en casa, pues este proceso permite escoger alimentos que tienen menos grasa saturada o procesados, además del beneficio de compartir tiempo para preparar alimentos en compañía de la familia.
  • Al preparar los alimentos, también es importante reducir la cantidad de azúcar y sal.
  • Es importante reducir el número de veces que se come en restaurantes o bufetes mes a mes, y si se planea salir a algún lugar, es recomendable elegir opciones donde los alimentos sean más frescos, no escoger carnes procesadas, compartir los alimentos o pedir que le guarden la mitad para poderla consumir al siguiente día.
  • Logre alcanzar y mantener un peso saludable. Cuando se tiene sobrepeso u obesidad, el cuerpo almacena una mayor cantidad de grasa y colesterol.
  • Realizar actividades físicas, pues el llevar un plan de ejercicio incrementa los niveles de colesterol HDL (bueno), contribuye a la pérdida de peso y a reduce los riesgos cardíacos.
  • Se recomienda realizar actividad física por 25 o 30 minutos al día como andar en bicicleta, nadar o realizar caminatas largas.
  • No fumar, pues es un factor que aumenta los ataques cardíacos y reduce los niveles de HDL que es el colesterol bueno. Cuando se deja de fumar en algunas semanas se estabilizan esos niveles y comienza a incrementarse el colesterol bueno. Asimismo, controlar la presión arterial, los niveles de azúcar en sangre (diabetes) y reducir el estrés.

Tips sobre alimentos

Consejo Tipo de alimentos
Escoger alimentos con omega 3 y poliinsaturados Salmón, sardinas, trucha.
Aceite de canola
Comer moderadamente Maíz, aceite de cártamo o girasol, cacahuates, margarinas, nueces, frutos secos con sal, aderezos con aceite, aguacate.
Consumir en menores cantidades Sal, azúcar, y grasas trans, alimentos como salchichas, hígado, salami, mortadela, chocolates y bebidas azucaradas.
Evitar consumir alimentos Grasas trans en alimentos como donas, galletas, cuernitos, pasteles, muffins, comida rápida y alimentos capeados.

Bienvenido

Registrarse ahora | ¿Ha olvidado la contraseña?

Ha olvidado la contraseña

Indique su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un link por correo electrónico para crear una nueva contraseña.

Únete al Newsletter